Un vistazo entre bastidores: El primer descanso en el Tour de Francia

Nuestro “Social Media Team” ha estado desde el lunes en Francia. Tras la primera contrarreloj tocaba el primer descanso de este tour de 3 semanas.
¿Qué hacen los corredores en un día de descanso? ¡Todo está aquí!
En realidad nunca es un día tranquilo. Hay mucho que hacer para los mecánicos, supervisores y directores deportivos, así como los corredores. La única diferencia es que hoy no hay estapa.

Los mecánicos y supervisores son los primeros en levantarse un día de descanso. Las bicis de contrarreloj usadas en Besançon necesitan ser puestas a punto y, las demás necesitan un chequeo rápido para el pequeño entreno de este día de descanso. ¿Frenos y cambios ok, SRM-Poweermeter cargados?
Mientras revisan las bicicletas, los supervisores están dejando la comida lista para el entrenamiento seguido del resto de las cosas. También limpian los vehículos del equipo, el autobús y, también tienen tiempo para un capuchino.

Getränkeversorgung am Ruhetag

Los directores deportivos están planificando la ruta del entrenamiento. Denis Menchov quiere hacer algún intensivo en las subidas. Otro director deportivo viaja a un taller de neumáticos, porque el Tour de Francia no sólo es una prueba ciclista, también es como un rally para los coches del equipo. Los neumáticos de los coches suelen durar sólo 6 meses.

Neue Reifen für die Teamwagen

Los corredores pueden dormir un poco más el día de descanso. A las 11:00 deben estar listos para una ruta de 2 horas y se juntarán en el autobús.

Ein Blick in den Katusha-Teambus

Conté 9 corredores en total vestidos con los colores del Katusha. Uno es Hans-Michael Holczer, General Manager de Katusha. Finalmente los corredores se ponen en marcha y, pasadas las 11 me junto con Dimitry Konyshev como director deportivo en el coche que está detrás. Ponemos un ritmo constante. Las dos horas están planificadas, primero es llano pero después es rápido y con mucho desnivel.
Hans-Michael Holczer me comenta en el llano, “cuando se empiece a subir me bajaré”. Tratamos de mantener el ritmo con los pros, pero ellos son pros por una razón. Holczer se acopla tras el coche del equipo para comprobar que la subida tiene 7 km. Este es el momento en el que nosotros reducimos dásticamente el ritmo.
No podemos saber que la subida iba a ser tan larga y realmente habíamos apretado fuerte los dos primeros kilómetros.
Formamos una grupeta de dos y pedaleamos charlando tranquilamente hasta la cima.

Justo antes de alcanzarla Denis Menchov pasa en dirección contraria. Él va a subir por segunda vez para entrenar, segundos más tarde pasa el resto del equipo excepto un español y un ruso que tras 10 kilómetros recogen velas y disfrutan el resto del día en un Café.
Nosotros volvemos al hotel del equipo en Macon. Los mecáncos esperan para comprobar las bicicletas y, numerosos fans esperan frente al autobús del equipo la oportunidad de coger una gorra o una bote para el agua, souvenirs tipicos de las grandes carreras.

Los mecánicos se encargan de las bicicletas, los supervisores recogen la ropa usada por los corredores para lavarla y mientras tanto, los corredores se dan un baño recuperador a 12º que ha sido diseñado para eliminar toxinas.

Recovery-Bad im Teambus für Luca Paolini

Son las 13:30, los mecánicos no descansan. Ellos debían haber comido hace una hora pero, el trabajo es lo primero. Después de termina con todo siguen esperando a Denis que hoy entrenará tres horas en lugar de dos.

Tras la comida queda claro que hoy es el día de descanso. Algunos están echándose una siesta, otros reciben un masaje, otro necesita un nuevo tubo de pasta dentífrica, otro tiene que hacer algúna cosa en la ciudad y algunos usan el resto del día para recuperarse. Por supuesto la prensa está aquí y luchan por una entrevista con los corredores.

Un día de descanso entre bastidores, tranquilo para algunos y ajetreado para otros.

Sag uns Deine Meinung

Kommentare